Archivo de la categoría: Derecho Mercantil

Responsabilidad empresarial por presentación de concurso de acreedores fuera de plazo

En la actual crisis el problema principal de las pymes es la restricción del crédito, lo que provoca problemas de tesorería, que si se agravan, pueden generar la obligación por parte de la empresa de presentar concurso de acreedores en un plazo de dos meses desde una situación de insolvencia generalizada por no poder atender los pagos. Esta obligación en caso de no atenderse puede generar en los órganos de administración su responsabilidad personal por las deudas impagadas en caso de ser declarado el concurso como Sigue leyendo

Nueva Ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización

En estos tiempos de crisis, conseguir un trabajo es una tarea que pocos consiguen. Por ello, ahora más que nunca, la gente recurre a su ingenio e imaginación para crear nuevas empresas, con la esperanza de poder así afianzarse en un pequeño espacio en el mercado laboral español. Buena parte de estos son los llamados Emprendedores, que por voluntad propia o por necesidades como las comentadas, deciden comenzar todo tipo de iniciativas y negocios.

Sigue leyendo

¿Cuál es la responsabilidad de los administradores de las sociedades mercantiles en un procedimiento concursal?

Si hay un asunto que preocupa hoy en día a los administradores de las sociedades mercantiles es su responsabilidad patrimonial ante socios, acreedores y organismos públicos (Hacienda, Seguridad Social, etc.). La situación de crisis actual ha llevado a muchas empresas a “sobrevivir” en el límite de sus capacidades económicas. Los pagos se atrasan, la morosidad se incrementa, y la situación laboral normalmente es complicada, al producirse impagos salariales, reducciones salariales, despidos etc. En esta situación, es relativamente fácil incurrir en situaciones que o bordean o entran de lleno en los parámetros que exige la legislación para disolver la compañía o presentar un concurso de acreedores, y estas decisiones corresponden a los administradores sociales. Cuando el administrador social no toma estas decisiones cuando debería hacerlo entra en situación de responsabilidad personal por las deudas sociales. Sigue leyendo

10 CLAVES PARA INICIAR UNA EMPRESA- 9. Las obligaciones contables y mercantiles

Al iniciarse una actividad económica se producen continuos movimientos con trascendencia para el negocio: cobros, pagos, facturas emitidas, facturas recibidas, gastos generales, pagos salariales, etc.

Lógicamente toda actividad económica tiene como objetivo básico la generación de un beneficio. El empresario necesita disponer de una herramienta para saber si en su actividad gana o pierde dinero. EL control de la tesorería no es suficiente para conocer este dato, aunque normalmente puede suministrar una buena información. Sigue leyendo

10 CLAVES PARA INICIAR UNA EMPRESA- 8. Las obligaciones fiscales

El inicio de una actividad económica supone unas obligaciones fiscales que variarán en función de si se trata de una persona física, una persona jurídica o entidades sin personalidad jurídica (sociedades civiles y comunidades de bienes).

Para el inicio de una actividad será necesario presentar ante Hacienda el modelo 036 o 037 en el que se indicará a que obligaciones fiscales concretas deben someterse la actividad propiamente.

Las actividades económicas o profesionales de las personas físicas y entidades sin personalidad jurídica deberán someterse al Impuesto sobre la Renta de las Personas físicas, mientras que las sociedades mercantiles tributaran por el Impuesto de Sociedades. Sigue leyendo

¿Gano o pierdo con mi empresa? Cómo interpretar la Cuenta de Pérdidas y Ganancias.

Las empresas se crean para obtener un beneficio económico que permita a los socios/inversionistas recuperar su inversión, y continuar obteniendo rendimientos positivos a lo largo del tiempo. En las empresas de reducida dimensión, probablemente el socio-trabajador tendrá como primer objetivo obtener una cantidad que le compense por su trabajo de cada día.

El problema, es que muchas empresas desaparecen porque no saben si están ganando o perdiendo dinero, y en esta ignorancia se va generando un agujero que acaba conduciendo a la quiebra y cierre, con pérdidas para terceros y para quienes crearon la empresa. Entonces, ¿cómo sé si gano o pierdo con mi empresa? Sigue leyendo

¿Qué es el equilibrio financiero y cómo se calcula el fondo de maniobra?

El equilibrio financiero es un objetivo que debe cumplir cualquier empresa, y que se basa en una serie de premisas muy concretas:

– La primera de ellas se sustenta en que las inversiones a largo plazo, básicamente adquisiciones de inmovilizado: maquinaria, instalaciones, etc… han de financiarse con recursos permanentes, representados por los fondos propios (capital de la empresa) y si se necesita con el endeudamiento a la largo plazo. Con ello se consigue el necesario equilibrio entre el tiempo de permanencia del activo en la empresa (largo plazo) y el plazo en que deben ser devueltos los fondos utilizados para financiarlo, también el largo plazo. Sigue leyendo

Directiva 2013/34/UE: ¿Estarán las microempresas eximidas de presentar las cuentas anuales en el registro mercantil?

El pasado día 26 de junio, se aprobó la Directiva 2013/34/UE del Parlamento Europeo y del Consejo sobre los estados financieros anuales, los estados financieros consolidados y otros informes afines de ciertos tipos de empresas.

La presente Directiva tiene en cuenta el programa de la Comisión “legislar mejor” y, en particular, la Comunicación de la Comisión titulada “Normativa inteligente de la Unión Europea” que tiene por objetivo concebir y producir una normativa que tenga la mayor calidad posible, y que a la vez respete los principios de subsidiariedad y proporcionalidad y garantice que las cargas administrativas sean proporcionales a los beneficios que reportan. La Comunicación de la Comisión titulada “Pensar primero a pequeña escala” (“Small Business Act”) para Europa, es una iniciativa a favor de las pequeñas empresas, reconoce el papel fundamental desempeñado por las pequeñas y medianas empresas en la economía de la Unión y aspira a mejor el enfoque político global con respecto al espíritu empresarial, a fin de fijar el principio de “pensar primero a pequeña escala” en la formulación de políticas, desde la elaboración de normas hasta los servicios públicos. Sigue leyendo