Una cuenta de Twitter, en ‘arresto domiciliario’ durante 30 días

Obligar a una persona a publicar un fallo judicial en una cuenta de Twitter ya no es una novedad en España, pero que esta tarea se tenga que repetir durante 30 días seguidos sí lo es.

twitter keyboard

Los tribunales llevan varios años teniéndose que ocupar de las difamaciones que se vierten en las redes sociales, unas plataformas que algunos utilizan de manera reiterada para expresar sus opiniones y, con ello, entrometerse de manera ilegítima en el derecho al honor de otros usuarios. Precisamente, esta insistencia en los tuits ofensivos es lo que llevó al Juzgado de Primera Instancia número 22 de Sevilla a publicar esta sentencia pionera en nuestro país, basándose en que la reiteración de las expresiones y comentarios vejatorios e insultantes representa “una muestra clara de la intención de atentar contra el honor ajeno”.

La decisión del juzgado de la capital andaluza ha sido recientemente ratificada por la Audiencia Provincial de Sevilla. Ahora, está en manos del Tribunal Supremo, ya que el condenado ha presentado un recurso de casación.

Si el Alto Tribunal mantiene la línea argumental esgrimida por las instancias anteriores, esta forma de actuación podría sentar precedente cuando las amenazas o descalificaciones se realizan de forma repetida. Así, Twitter no sería sólo una vía más para ejecutar el derecho de rectificación, sino una plataforma en la que tratar de resarcir el daño provocado por los constantes tuits provocativos.

En unas horas concretas

La sentencia, que también recoge una indemnización de 4.000 euros, va más allá y detalla cuándo deberían ser publicados esos mensajes. Así, se evita que el condenado lo haga en un horario en el que sus seguidores no están conectados a Twitter y, por tanto, el fallo judicial pase inadvertido y, con ello, quede limitado el alcance de la condena.

La Audiencia Provincial de Sevilla confirma así que el demandado tendrá que utilizar su propia cuenta personal para publicar la transcripción del fallo judicial “usando una herramienta creada al efecto para aumentar el número de caracteres permitidos, publicándolo durante 30 días en el horario de mañana (de 9 a 14 horas) o tarde (de 17 a 22 horas)”.

Además, obliga a eliminar los 57 tuits que el afectado adjuntó como prueba en su demanda interpuesta en octubre de 2013.

Por: Expansión.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>